Marco Malvaldi y Hans Koppel, llegan las grandes apuestas del Grupo Planeta para acabar el año

Marco Malvaldi y Hans Koppel, llegan las grandes apuestas del Grupo Planeta para acabar el año

El martes 23 de octubre se ponen a la venta las principales novelas con las que las editoriales Planeta y Destino (Grupo Planeta) afrontarán la campaña navideña dentro del género de misterio.

De Marco Malvaldi Editorial Destino pone a la venta la segunda entrega de la exitosa serie del Bar Lume protagonizada por Massimo, el dueño de un bar de la ficticia ciudad italiana de Pineta. Después de ‘La brisca de cinco’ llega ‘El juego de las tres cartas‘.

· Reseña de ‘El juego de las tres cartas’

En Pineta tendrá lugar lugar una importante convención de Química a la que acuden expertos y estudiantes de todos los lugares del mundo. Uno de los asistentes más prestigiosos, el profesor japonés Asahara, se siente enfermo tras la cena y sufre una parada respiratoria, aunque se hace necesario ordenar una autopsia que despierta sospechas. ¿Ha muerto envenenado?. Massimo, el dueño del BarLume, se ve implicado en el asunto ya que fue el encargado de preparar el catering de la cena.

Retenidos en la población mientras duran los interrogatorios, los participantes a la convención suelen reunirse en el bar para discutir el caso, y una vez más, se inicia una investigación colectiva a cargo del grupo de jubilados de Pineta. Aldo, Gino, Pilade y Ampelio vuelven con sus discusiones sobre lo divino y lo humano en una novela de intriga que se devora con una sonrisa permanente.

Por su parte Planeta publica ‘Nunca volverás‘, la primera novela de Hans Koppel (pseudónimo de Petter Lidbeck que llega a España. Una novela de suspense psicológico desde la primera página a la que la crítica internacional se ha rendido. Fue nominado a mejor libro por la Academia de novela negra sueca.

Mike Zetterberg, su esposa Ylva y su hija Sanna viven en una casa en Helsingborg, en el sur de Suecia. Cuando una tarde Ylva no vuelve a casa, su marido deduce que estará con sus compañeros de trabajo tomando una copa. Pero, pasadas unas horas, su preocupación va en aumento. Ylva ha desaparecido sin dejar rastro. La policía comienza entonces una investigación, vigilando muy de cerca a Mike, al que consideran el principal sospechoso.

Ylva está secuestrada a pocos metros de allí, en la casa de sus vecinos, una pareja mayor que se mudó hace algunos meses al barrio. Recluida en el sótano, no entiende por qué la pareja la tiene retenida. Pero lo peor es que los secuestradores han instalado una cámara en la casa de Ylva  que está conectada a una pantalla de ordenador desde donde puede seguir en directo los movimientos de su familia.

Noticias