‘Praga mortal’, una crítica de Sergio Torrijos

Por Sergio Torrijos
@LeeMisterio

«Kerr prosigue ordeñando la vaca con buenos resultados, administrando la tensión durante todo el relato»

Nueva entrega del personaje Bernie Gunther, y ya van ocho. Lo que comenzó de manera titubeante pero que entusiasmó al público aficionado al género negro con aquella, magnífica, Trilogía Berlín Noir, rinde sus frutos y Kerr prosigue ordeñando la vaca con buenos resultados.

Esta nueva entrega está más dirigida a sus devotos, que son multitud a estas alturas. Si no han leído antes nada de esta trilogía sería muy recomendable comenzar por el principio, no les decepcionará. Aquella estupenda “Violetas de marzo”, publicada en nuestro país casi de tapadillo y que despertó encendidos elogios, tanto que consiguieron que el resto de la trilogía, “Pálido criminal” y “Réquiem alemán”, fueran editadas entonces y reeditadas con óptimos resultados. El resto de obras han venido a ir completando cuadros de la vida y milagros de Bernie, un tipo muy apreciado a estas alturas.

El secreto de Kerr y del personaje principal es muy sencillo, traslada la acción a un territorio terriblemente literario, Alemania albores del período nazi o durante el gran conflicto mundial, y aprovecha todas las herramientas, más clásicas, del género negro en su favor. Gunther es un descreído policía, a veces investigador privado, la mayoría de los momentos un simple superviviente. Fina ironía, malos de verdad, mujeres bellas y un mundo inestable a su alrededor, nada que Chandler o McDonald no compartieran.

El éxito asegurado porque además de todo eso Kerr escribe muy bien y sus tramas son muy elaboradas.

En esta ocasión el autor escocés nos muestra una Alemania en pleno conflicto bélico en 1941 y con su protagonista fetiche en Berlín, intentando superar un momento pésimo de su vida. La acción se centra en la lucha que hubo contra el nazismo en aquellos años, no sólo fueron los militares con la operación Valkiria o la resistencia de Sophie Scholl sino que dentro de centro Europa existió un atisbo de resistencia enorme, en especial en Checoslovaquia, un país que ya ni existe en los mapas políticos, ¡qué cosas! La acción se traslada a Praga y en especial aparece uno de los emblemas del nazismo, Heydrich, segundo de Himmler, un tipo que representaba todo lo que produjo, que no fue poco, aquella Alemania.

La figura de Heydrich, más conocida por encauzar la reunión del lago Wannsee, un lugar de infausto recuerdo pues allí se decidió la solución final para el problema judío, no sólo se ocupó de aquella reunión y sus consecuencias, sino que dirigió con mano sabia la estructura de la SS para llegar a ser lo que fue. Tipos como Heydrich, ratas de despacho, representan en mejor medida el nazismo que cualquier otra figura y eso explota el escritor escocés.

Bernie Gunther describe con precisión su papel en mitad de semejante marasmo:
“Sobre todo, me culpé a mí mismo por creer que era posible comportarse como un detective de verdad en un mundo que los criminales gobernaban porque era suyo.” Pag. 347.
Esa sencilla frase describe la Alemania de esa época, criminales dirigiendo como si fuera el patio de su casa. Las consecuencias eran lógicas.

La novela no sólo es una obra perfectamente ensamblada, muy bien documentada y muy trabajada, sino que tiene la virtud de administrar la tensión durante todo el relato, algo de mucho interés, pues no deja mucho lugar a distracción, se lee casi de corrido.

La novela es de lectura obligada a todo aquel interesado en una buena trama, personajes bien estructurados y una acción más que interesante. La mayor parte de los aludidos ya conocerá las artes de Philip Kerr, pues en esta obra está al nivel acostumbrado.

Nota: 8/10

Ficha del libro
Título: Praga mortal
Título original: Prague Fatale
Autor: Philip Kerr
Año: 2011 (2012 en España)
País: Reino Unido
Editorial: RBA
Serie: 8º Bernie Gunther
Páginas: 432


Reseñas