El guardián invisible, una crítica de C. Santiago y Alfredo H.

Por C. Santiago y Alfredo H.
@LeeMisterio

«El valle de Baztán se convierte en un personaje más, pero la recreación de la mitología de la zona resulta excesiva»

Por fin se ha publicado ‘El guardián invisible’, la primera entrega de la trilogía del Baztán de Dolores Redondo, tan publicitada como esperada. Se ha publicado simultáneamente en varias lenguas, se han vendido al productor que llevó al cine las novelas de Stieg Larsson lpara que adapte esta trilogía a la gran pantalla, y la autora ya está escribiendo la segunda entrega.

La protagonista es Amaia Salazar, inspectora de la Policía Foral, que vuelve a su Elizondo natal para investigar los crímenes de un asesino en serie que mata adolescentes y las abandona en plena naturaleza como un acto de pureza. Además, allí deberá reencontrarse con su familia y enfrentarse con el pasado.

La resolución del caso en sí es, en cierto modo predecible, pero la autora maneja la intriga de una forma que hace que no decaiga el interés y estemos expectantes por conocer la forma en que se desarrollarán los hechos. Todo un reflejo de lo poco que envidiar que tiene la literatura española con respecto a las tan de moda letras nórdicas.

Uno de los puntos más acertados de la narración es la trama referente a las relaciones personales de la inspectora, el recuerdo de un pasado desagradable y las reacciones de su familia. La incertidumbre de cómo evolucionará todo eso invita a leer la siguiente entrega, ya que casi resulta más interesante que el caso policial.

El otro pilar principal de la novela es la forma en que la autora nos sumerge en el ambiente del valle de Baztán, que se convierte en un personaje más. Las descripciones de la zona son frecuentes a lo largo de toda la narración, así como continuas referencias geográficas y culturales. Esta recreación está bien lograda, pero quizá la autora introduce algunos aspectos mitológicos excesivos, que parecen algo forzados dentro de la trama.

Además de ese exceso de mitología, quizá el punto más flojo de la novela está en diálogos secundarios que ralentizan la trama principal en momento demasiado interesantes.

El libro no resulta tan espectacular como sugiere todo el boom publicitario que la respalda, pero encontramos en ‘El guardián invisible’ una buena novela, una lectura entretenida, fluida y muy bien narrada. Y en Dolores Redondo hallamos una autora a la que seguir muy de cerca, y que seguro, gustará también fuera de nuestras fronteras.

Nota: 7/10

Ficha del libro
Título: El guardián invisible
Autor: Dolores Redondo
Año: 2013
País: España
Editorial: Planeta
Páginas: 440
Serie: 1º Valle del Baztán


Reseñas